Facebook Twitter Google +1     Admin

Las videocámaras de disco duro y de memoria flash.

20100107220436-panasonic.jpg

Por: Modesto Cruz

Las videocámaras de disco duro y de memoria flash almacenan archivos de vídeo como si se tratasen de ordenadores o reproductores de MP3. Cuando se trata de calidad de vídeo, su calidad es sólo superada por las cámaras profesionales y son muy superiores a las cámaras basadas en DVD a causa de la incapacidad para almacenar vídeo HD en un disco DVD. Este tipo de cámaras son las que se están implantando en el mercado doméstico, e incluso, se puede decir que las cámaras con disco duro son las que ocuparán la mayor parte del mercado de la grabación SD (definición estándar) mientras exista  y HD (alta definición).

Las videocámaras de disco duro vienen con cantidades variables de memoria, actualmente lo más común son 60 gigabytes de disco duro, pero otros van hasta los 160 gigabytes de memoria. El potencial enorme de la capacidad de almacenamiento de estas cámaras es una de las razones de su popularidad. Por ejemplo, una videocámara con 60 gigabytes de disco duro puede almacenar en general, alrededor de 7 horas de vídeo, con la calidad superior de grabación (1440×1080i a 19Mbps), 5 horas en FULL HD (1920×1080i a 26′6Mbps) o en calidad DVD 14 horas. Las videocámaras en formato Mini DV, que utiliza cintas, o DVD, que utiliza discos DVD de 8 cm, sólo pueden almacenar 30-60 minutos en cada uno de estos medios y con una resolución de imagen muy inferior, alejada de la HD. Otra ventaja  de las videocámaras de disco duro es que no hay que preocuparse de rebobinar para revisar una grabación y es imposible grabar accidentalmente sobre ella al pulsar “Record”, ya que la videocámara guarda automáticamente secuencias de vídeo en los espacios libres del disco duro.

Las videocámaras de memoria flash actualmente ofrecen diferentes opciones de capacidad, la mas común es de 16GB, que les da alrededor de 3 horas de alta definición o alrededor de 8 a 20 horas de grabación estándar. La ventaja de la memoria flash es que no tiene partes móviles, por lo que es considerada más duradera que el disco duro. También son videocámaras más pequeñas y ligeras, con un tiempo de acceso a la información también superior al disco duro gracias a la memoria flash. Generalmente este tipo de cámaras usan memorias extraíbles y facilitar más así su manejo.

Tanto el disco duro y memoria flash tienen una gran capacidad de almacenamiento comparado con las cámaras de toda la vida. Esto significa que no hay necesidad de llevar cintas, discos, o un portátil para ir descargando las grabaciones. Las videocámaras de disco duro representa un aumento de la versatilidad y potabilidad, pero tienden a perder un poco en la accesibilidad ya que tienen un precio considerablemente superior a las de memoria flash. Pero también es cierto que pagaremos unas dos veces más por gigabyte con la memoria flash que con el disco duro.

Muchas cámaras de disco duro también tienen ranuras para tarjetas de memoria y obtener unos cuantos gigabytes extra de espacio para fotos y vídeo en caso de necesidad. Las tarjetas de memoria, un tipo de memoria flash extraíble, son especialmente útiles cuando se desea añadir memoria adicional a la videocámara. Los tipos más comunes de tarjetas de memoria en las videocámaras son microSD o tarjetas Memory Stick.

Una videocámara con una ranura para tarjetas de memoria es una buena opción para compartir clips de vídeo por internet. Estas cámaras hacen muy fácil la transferencia de archivos de vídeo o imagen a ranuras de memoria del ordenador o impresoras y su transferencia es más rápida que con USB. Se podría decir que el formato flash es recomendable para el periodismo no profesional pero no para grabar un viaje realizado con la familia durante las vacaciones ya que necesitaremos grabar muchas horas.

La salidas HDMI de la cámara permiten conectarla a la televisión para reproducir directamente los vídeos, en la máxima calidad mientras que el USB de alta velocidad nos permite transferir los archivos en el ordenador o dispositivos multimedia.

Hay que tener en cuenta que las grabaciones en HD (alta definición) no pueden ser grabadas directamente en DVD y por lo tanto perderemos calidad de imagen. Es por ello que los grabadores de Blu-ray son la única solución para no acumular grandes cantidades de espacio en los discos duros del ordenador sin perder la calidad original del vídeo.

En este sentido hay que destacar la introducción del formato de grabación AVCHD, introducido en 2006 que permite grabar vídeo HD en los DVD y mini-DVD. Este formato apareció para competir con el formato HDV aunque tiene ciertos problemas para su edición en el PC. El formato más extendido es HDV, que permite una resolución de 1920×1080 entrelazado, pero la grabación de este formato se realiza en realidad en 1440×1080.

La grabación en el formato MPEG-2 no debe ser considerada, hay cámaras que la tienen pero con ella obtenemos una calidad baja y con mejores resultados tenemos el formato AVCHD.

Por otro lado, tenemos el formato AVC/H.264 MPEG-4 utilizado actualmente por algunos fabricantes como Samsung y Sanyo. Todos los modelos graban en 720p un formato poco extendido en el mundo de las videocámaras.

 

Ahora empieza a ser un buen momento para adquirir este tipo de producto electrónico al empezar a tener unos precios razonables y al tener cada vez más marca disponibles. En realidad el nivel de las videocámaras no cambiará sustancialmente hasta que soporten la grabación 1080p, cosa que sólo está disponible a un coste alto, aunque irá bajando en breve. Adquirir una videocámara sin HD no es nada recomendado ya que de aquí unos años nos lamentaremos de la calidad de los vídeos, todavía más a medida que aumenta más el tamaño de las pantallas de televisión.

Jueves, 07 de Enero de 2010 16:04. mcruz #. Equipos de TV

Comentarios > Ir a formulario

gravatar.comAutor: Francisco troncoso

cuales camras de estas me recomendarias

Fecha: 25/11/2011 10:10.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Udemy

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris